Orgullo: un físico mendocino mejoró para siempre la forma de estudiar y ya exporta a EE.UU. y otros 3 países – Proyecto kamila