Primera multinacional que abandona las redes sociales porque son peligrosas para los jóvenes: ¿la primera de muchas? – Proyecto kamila